EL IMPACTO POTENCIAL DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LAS COMUNIDADES LATINOAMERICANAS Y LA EDUCACIÓN QUE PODEMOS UTILIZAR PARA TENTAR EL DESTINO

Crédito de la foto: Gary Friedman / Los Angeles Times / Getty Images

Crédito de la foto: Gary Friedman / Los Angeles Times / Getty Images

Recientemente, mis colegas y yo hemos iniciado discusiones sobre el futuro de la economía y los nuevos avances en tecnología. De la realidad aumentada a la inteligencia artificial. Incluso criptomonedas. Una idea que se me vino a la mente fue la gran parte de la fuerza de trabajo latinoamericana que tiene trabajos basados n mano de obra servil.

Si nuestra trayectoria tecnológica actual es una señal del futuro, los trabajos de mano de obra servil serán los primeros en ser reemplazados por robots AI. Desde riego y agricultura hasta tiendas de auto mecánicos y cafeterías. Estos son los trabajos básicos que muchos de los que emigran a este país dependen para sus ingresos. A veces durante más de 2 décadas.

Si esto sucede, solo podemos esperar que haya habido un impulso de base por parte de estas comunidades que viven en las ciudades del interior para fomentar el ambiente para su propia educación literaria. De ese modo, garantizar su capacidad para continuar contribuyendo a la economía de una manera significativa y una excusa menos para los que se inclinan a los políticos extremos para usar como una razón para la deportación o para cerrar las fronteras nacionales.

Esto me lleva a pensar en la globalización de nuestra economía hoy. No es que nuestros trabajos se están enviando más sino que el campo de juego que es la internet y la economía está más disponible ha los residentes educados de países que tienen costos de vida mucho más bajos. Permitir que sus tarifas sean menos costosas para aquellos que están ofreciendo trabajo. La edad de mudarse a donde todo está sucediendo, una gran ciudad metropolitana, para la oportunidad ya no tiene ningún sentido. Su costo de vida sumado a más de una semana de ingreso por mes, solo por refugio, es lo que ha impulsado a muchos a construir carreras de teletrabajo.

Vivir en ubicaciones remotas que cuentan con una infraestructura de internet bastante establecida es el nuevo equivalente en una economía basada en trabajo a nivel mundial. Cuando observamos las poblaciones mayores, la era anterior al teléfono móvil y la computadora portátil, podemos ver la división technologio.

Recientemente fui buscando sobre la red para libros en español en Barnes and Noble. Descubrí que más del 80% de los libros en español disponibles para la venta estaban basados n la teología. No estaba seguro de qué significaba esto, pero mi pensamiento inicial fue que debe ser un correlato de la afianzada de la comunidad latina a la religión.

La educación moderna debería ser una iniciativa perseguida y desarrollada para todos en el mundo. Simplemente sucede que uno de los ejemplos más listos de una comunidad que puede dar saltos cuantitativos en productividad e innovación permanece adoctrinado en parte por su propia voluntad y en parte debido a la inacción. Cuando uno de los factores es que nuestra relación entre los libros de no ficción en español y los libros de teología en español está distribuida de manera desigual -el otro factor, donde la falta de iniciativa vive es en el buscar y traducir no ficción para nuestras propias comunidades o la falta de educación sobre grupos de apoyo y sus esfuerzos para la inclusión, como NHMC, NALIP, LULAC y LPB, de latinos en algunas de nuestras industrias más competitivas hoy en nuestra economía. Nuestras escuelas locales de LAUSD no hablan de estas opciones.

Estos son pasos reales que podemos tomar. No debemos olvidar que nuestra capacidad de ética de trabajo no debe prevalecer sobre nuestra conciencia de las herramientas disponibles para nuestro trabajo cotidiano.

Los latinos ya trabajan arduamente, solo necesitamos redirigir nuestro trabajo a las áreas que pueden tener un impacto en nuestras vidas personales, así como en nuestras comunidades locales a través de la educación en los nuevos ideas que viven en libros de no ficción hoy y la educación sobre las aplicaciones tecnológicas modernas.

Habiendo crecido en Los Ángeles como latinoamericano, primer ciudadano nacido de los Estados en una familia de inmigrantes, rara vez había una conversación sobre la comunidad local o sobre cualquier participación de la comunidad en nuestras vidas.

Mi presunción es que haber venido ilegalmente al país te coloca para trabajar en cualquier trabajo disponible, no importa cuán extenuante y esperar que los maestros de tus hijos en la escuela pública puedan informar y desarrollar en ellos todo lo que necesitarán para tener éxito.

Tengamos en cuenta el atasco de aulas en las principales ciudades metropolitanas y la pareja con bajos ingresos para aquellos que moldean las mentes de los jóvenes mencionados y tiene una estrategia perdedora en ambos extremos.

No tenemos que seguir haciendo esto, podemos ser proactivos y trabajar juntos como familias y como comunidad para mejorar los niveles de alfabetización comunitaria y fomentar la educación tecnológica moderna necesaria para permitir contribuciones significativas de nuestras comunidades al mundo en general.

Podemos trabajar juntos y podemos establecer el escenario para las próximas generaciones de latinoamericanos y todos los estadounidenses en general. Estos son derechos y privilegios de todos los estadounidenses y todos los ciudadanos del mundo dispuestos a trabajar duro deberían tener -- en lo que a mí respecta.

Si gustaria, puede comunicarse conmigo, para seguir discutiendo o para corregirme si mis conclusiones son publicadas de manera impulsiva en philliplanos@gmail.com